Un buen ejercicio casero para estirar las piernas

Las piernas nos movililizan hacia todas partes y son, junto a los pies, quienes reciben el impacto de cada uno de nuestros movimientos diarios, por eso, debemos relajar las piernas y estirarlas aún si no hemos realizado ejercicio físico, sin necesidad de movernos de casa.

Para ello, te describiremos un sencillo ejercicio casero para estirar las piernas que sólo necesita de una toalla para realizarse. Comenzamos el ejercicio sentados en el piso, con ambas piernas estiradas hacia adelante y tomamos los extremos de la toalla con las manos.

Colocamos el medio de la toalla en la planta de un pie, mientras tenemos la rodilla levemente flexionada y desde allí, estiramos la pierna y tiramos suave pero progresivamente de la toalla mientras llevamos los codos hacia atrás, como si quisiéramos traer el pie hacia el pecho.

Mantenemos 30 segundos y regresamos suavemente a la posición inicial, teniendo en cuenta que el ejercicio no debe provocar dolor. Después cambiamos de pie para estirar la pierna contraria.

Éste ejercicio estira nuestra pierna, sobre todo, la parte posterior de la misma, reduciendo el riesgo de sufrir molestias en la planta del pie, gemelos e isquiotibiales. Es un ejercicio sencillo que puede realizarse diariamente para cuidar y relajar las piernas tras un día de movimiento habitual.

Comparte esta información