EquinoterapiaLos caballos han sido utilizados desde la antigüedad, como elementos de sanción por los hombres, ya que mediante su caminar transmiten a los jinetes energías positivas, que les permiten sentirse mejor.

Por ello la Equinoterapia, que es una terapia no convencional que mejora el desarrollo psicomotriz de niños con necesidades especiales.

¿QUÉ ES LA EQUINOTERAPIA?
La equinoterapia es un tratamiento, terapéutico, educativo y recreativo que se lleva a cabo con caballos. Contribuye a mejorar significativamente las condiciones del desarrollo psico-físico social de las personas con discapacidad y con necesidades educativas especiales, para una mejor calidad de vida. Así, con el caballo, se producen avances significativos en las áreas psicomotora, psicológica, de la comunicación y el lenguaje, y en el campo de la socialización. El contacto con el caballo les proporciona múltiples sensaciones que influyen positivamente en los ámbitos social, sensorial y motórico.

¿A QUIÉNES SE LE APLICA?
Esta técnica de rehabilitación se aplica a niños, niñas, adolescentes y adultos, con necesidades especiales, que padecen discapacidad motora, tales como parálisis cerebral, paraplejia, espina bífida, lesiones cerebrales, esclerosis múltiple, distrofia muscular y poliomielitis.

También la Equinoterapia es recomendada para los niños con discapacidad mental que sufren las patologías de síndrome de Down, autismo, retraso mental y psicosis. Es útil además para sordos, invidentes, trastornos de conductas, dificultad de aprendizaje, problemas afectivos, hipoactividad, ansiedad, fobias, anorexia y bulimia, entre otras dificultades.

Los principios de la equinoterapia son:   

 •La transmisión del calor corporal del caballo: es un facilitador de la relajación muscular ya que su temperatura es un grado superior a la humana y tiene valor psicoterapeútico.

•Transmisión de impulsos rítmicos: provocando relajación muscular, mejora de la coordinación y equilibrio, fortalecimiento de la musculatura, mejora de la respiración. Produce un efecto mecedora de gran valor psicológico.

•Transmisión de un patrón de locomoción tridimensional: siendo muy parecido al de la marcha humana y por tanto facilitador de esta. Mejora la autoestima y devuelve la confianza.

Unido a estos principios palpables cabe destacar la importancia que tiene el cuidar al caballo, limpiarlo y ocuparse de él, pasando los jinetes discapacitados de objetos de necesitados de cuidados a cuidadores activos; también es muy importante la necesidad de disciplina y autocontrol que exige la monta. Montar también observar la realidad desde otra perspectiva, mirando desde arriba lo que ocurre a nuestro alrededor (de gran importancia en personas que deben utilizar silla de ruedas y con un nivel bajo de autoestima).


Comparte esta información