Beneficios del ejercicio en el embarazo

El peso al nacer del bebé es un indicador de su salud actual y futura, ya que un bajo peso al nacer indica mala nutrición durante la gestación, mientras que un peso excesivo al nacer implica riesgos para el pequeño y la madre después del parto.

Entre los factores que contribuyen a que el peso al nacer del bebé en gestación sea el correcto existe la realización de ejercicio físico, ya que un reciente estudio realizado en Noruega confirma que las mujeres que hacían ejercicio al menos 3 veces a la semana durante el embarazo tenían un 25% menos de probabilidades de tener un bebé excesivamente grande.

Si el niño nace con exceso de peso, es decir, con más de 4 Kg, corre riesgo de sufrir varias complicaciones y la madre, tiene más riesgo de sufrir hemorragias posparto.
Los bebés tendrían más riesgo de ser obesos en un futuro, lo cual implica severos problemas para la salud asociados al exceso de peso.

Aunque en la investigación se encontró mayores beneficios en madres primerizas, los expertos concuerdan en recomendar la realización de ejercicio durante la gestación para favorecer la salud materna y la del bebé en desarrollo.

Después de analizar a 36.869 embarazadas, se encontró que las primerizas que hacían ejercicio durante la semana 17 de gestación al menos 3 veces por semana eran un 25% menos propensas a tener un bebe con alto peso al nacer.

Es importante aclarar que el ejercicio previo al embarazo no tuvo ninguna relación con el peso al nacer del bebé, sin embargo, moverse en todas las etapas de la vida beneficia la salud, por eso, no sólo antes, sino también durante el embarazo, se hace necesario ejercitarse correctamente para cuidar al bebé y a la madre gestante.

Por supuesto, no todo ejercicio es apto para embarazadas, sino que éste debe ser de bajo impacto, de intensidad moderada y siempre cuidando el bebé que se está gestando.

Comparte esta información