Consume menos carnes rojas para cuidar tu salud y la del planeta

La ingesta de carnes rojas continúa siendo elevada en Venezuela y el resto del mundo, lo cual no sólo repercute en la salud del organismo, sino también, en la del planeta en que vivimos.

Investigadores británicos y australianos hallaron que mejorar la eficiencia, incrementar la captura de carbono y reducir la dependencia de los combustibles fósiles en las granjas no es suficiente, pero si a estas medidas le sumamos una reducción de un 30% en la producción y consumo de carne, no sólo la salud de la población resultaría beneficiada, sino también, la del planeta en que habitamos.

En el Reino Unido solamente, una ingesta un 30% inferior de grasas saturadas derivadas de las carnes reduciría el número de muertes prematuras por enfermedad cardíaca en un 17%, lo cual equivale a 18000 muertes menos por año.
Por otro lado, Según la FAO, un 18% de las emisiones de gases de efecto invernadero derivan de la producción de carne, por ello, un recorte en el consumo repercutiría también en el medio ambiente.

Por supuesto, la ingesta de carne se ha incrementado notablemente en el último tiempo, y un consumo excesivo se asocia a un mayor riesgo de desarrollar cáncer, así como dislipemias, por ende, una reducción del 30%, lo cual no es fácil pero tampoco imposible de lograr, podría tener grandes resultados sobre las personas y el planeta.

Asimismo, si el medio ambiente en que vivimos está más sano, nuestro cuerpo también lo estará. Entonces, es conveniente comenzar por comer una porción menos de carne al día y por incorporar más de otros alimentos tales como frutas, granos, verduras y legumbres, porque son éstos alimentos los que faltan en la dieta venezolana mientras sobra la carne.

Comparte esta información