Respira bien y optimiza la quema de calorías durante el ejercicio

La pérdida de peso es algo que nos preocupa a la mayoría de los que queremos cuidar nuestro cuerpo, y es que mantener la línea es algo fundamental para que el organismo funcione correctamente. Para mantener el peso ya sabemos que la práctica deportiva es fundamental, pero podemos aumentar más su efecto si realizamos pequeños actos que nos ayudarán a activar mucho más el metabolismo, como respirar adecuadamente a la hora de practicar deporte.

Siempre hemos enfatizado en la importancia que tiene la respiración a la hora de trabajar nuestro cuerpo, y es que de ella depende la recepción de energía en el organismo, pues el oxígeno es necesario para poder quemar el glucógeno y transformarlo en energía. Esto es así a simple vista, aunque la forma de hacerlo variará mucho los resultados que obtengamos.

La respiración es un proceso básico a la hora de practicar deporte. Esto todos lo sabemos, pero lo que no tenemos tan claro es como hacerlo. La gran mayoría de las personas que somos deportistas no reparamos en este punto, simplemente nos dejamos llevar y que el cuerpo sea quien respire sin pararnos a pensar si lo estamos o no haciendo correctamente. El organismo por sí solo respirará, ya que lo necesita para cubrir sus necesidades, pero si nosotros lo ayudamos y lo hacemos de manera meditada lograremos unos resultados aún mayores y duraderos en el tiempo.

Si nos centramos en la respiración podemos lograr que el metabolismo se acelere aún después de haber llevado a cabo el ejercicio. Consumir oxígeno en cantidades elevadas nos ayudará a seguir quemando calorías una vez terminado el entrenamiento. El cuerpo sigue quemando oxígeno después de realizar ejercicio, algo que nos hace mantener el metabolismo activo durante más tiempo. Para que esto se produzca es necesario que hayamos respirado correctamente dando al cuerpo la ración que necesita de este gas.

Y es que no solamente respirar es algo natural del ser humano mediante lo cual vivimos, sino que es una buena manera de quemar calorías extra, y es que por cada litro de oxígeno que consumimos quemamos cinco calorías simplemente por introducirlo en el organismo. De ahí que sea tan importante respirar bien para mantenernos en forma totalmente. Cargar los pulmones de oxígeno no solamente nos hará rendir más, sino que aumentará el efecto del deporte en sí mismo.

Para lograr esto es necesario que entrenemos los pulmones y los tengamos preparados para la recepción de oxígeno. Es importante que realicemos ejercicios en los que la respiración sea fundamental a la hora de llevarlos a cabo. Con este trabajo y concienciación sobre la respiración y recepción de oxígeno lo que lograremos será aumentar la quema de calorías después del ejercicio, un proceso que podemos alargar hasta cuarenta y ocho horas, dependiendo de como realicemos la recepción del oxígeno.

Comparte esta información