La zanahoria, toda una fuente de salud

Es sabido que comer zanahoria ayuda al buen funcionamiento del organismo, contribuye a mantener la piel sana y un bronceado perfecto, estimula la agudeza visual y previene los resfriados. La salud se pinta de naranja.
 

Las zanahorias y el sol

Todos buscamos en estas fechas lucir el mejor bronceado posible, y que nos dure tras el verano y por ello es aún más importante que ahora continuemos protegiendo nuestra piel, ya que el sol reseca la epidermis y la envejece, y es fundamental mantenerla hidratada.

Por ello el organismo necesita acumular vitamina A para mantener el buen estado de la piel, y uno de los alimentos más apropiados es la zanahoria, ya que con ella nunca nos faltará betacaroteno, un antioxidante que en el intestino acaba transformándose en vitamina A, lo mejor para el sol.

Este antioxidante natural nos ayudará a lucir y mantener durante más tiempo un bronceado espléndido, y protegerá la piel contra los dañinos rayos ultravioleta.

Los laboratorios cosméticos hace mucho que descubrieron las virtudes de la zanahoria, por ello es fácil encontrar cremas faciales, corporales, cremas para el sol, leches limpiadoras y aceites para masajes con un alto contenido en zanahoria.

Beneficios de la zanahoria

•Estimula la eliminación de deshechos y ayuda a disolver los cálculos biliares.
•Es ideal para problemas de piel.
•Favorece la visión nocturna.
•Equilibra problemas digestivos y metabólicos.
•Combate los gases.
•Es uno de los mejores antioxidantes.
•Ayuda al crecimiento.
•Protege al organismo del envejecimiento.
•Combate la anemia.
•Ayuda a mantener la piel sana.
•Previene las infecciones urinarias y potencia la actividad del riñón.
•Muy eficaz en el tratamiento de los hongos por sus propiedades antibacterianas.
Composición

Dentro de la composición de la zanahoria se destaca sobre todo su alto porcentaje en betacaroteno, cuya presencia es fundamental para el crecimiento, la visión, el metabolismo, la formación de huesos y dientes fuertes, la salud de la piel… Es un buen antioxidante que protege al organismo de los efectos nocivos de los “radicales libres”, responsables del envejecimiento, lo que da a la zanahoria propiedades anticancerígenas.

Existe una gran ventaja de consumir betacaroteno en lugar de vitamina A directamente, y es que un exceso de esta vitamina sería nocivo y potencialmente tóxico, ya que se acumula en el hígado. Sin embargo, el betacaroteno se acumula en la grasa del cuerpo y se puede eliminar.

La zanahoria también aporta al organismo gran cantidad de potasio, que potencia la actividad del riñón ayudando en la eliminación de toxinas.

Ahora que está a punto de comenzar el otoño, es importante destacar que este alimento es una gran fuente de vitamina C, sobre todo a través de sus hojas.

Su alto contenido en hierro la convierte en el mejor aliado para combatir la anemia, además de proporcionarnos vitaminas B y E.

Otra gran ventaja es su contenido en ácido fólico, ideal para mujeres embarazadas, ya que es esencial durante el embarazo.

Un consejo:

Es mejor comprarlas frescas y consumirlas lo antes posible, para que conserven intactas todas sus propiedades. Además al comprarlas, lo mejor es elegir las de color más anaranjado, ya que éstas tendrán mayor contenido en betacaroteno.

Comparte esta información