¿De que sirve llorar?

Ni siquiera los científicos que abordan el tema de las lágrimas parecen coincidir en algo tal cotidiano como saber para qué sirve llorar. Por eso analizaremos algunos puntos importantes acerca de las lágrimas.

Por un lado, tenemos la función biológica de las lágrimas y por otro la función psicológica, pero ambas, en profundidad, lo único que consiguen es confundirnos, ya que no responden a la cuestión que nos aborda: para qué sirve llorar.

Los unos piensan que las lágrimas descargan después de una situación de tensión, relaja y desprende ciertas sustancias químicas. Pero claro, los otros afirman que el llorar hace que estemos más indefensos y que seamos más vulnerables ante los que nos rodean. Aunque no deja de ser cierto que al llorar, cuando se hace en grupo, se pueden establecer nexos de unión muy fuertes entre las personas que lloran. Aquí llegamos a una importante conclusión. Cuando alguien llora los que le rodean le suelen mostrar su apoyo, sea el tipo de lloro que sea. Además, también podemos decir que llorar sirve para desahogarnos.

Llorar sirve para expresar emociones, sentimientos y reprimir un llanto puede generar problemas y trastornos como la ansiedad. Incluso el propio Sigmun Freud dice que llorar es algo liberador. Esto nos puede llevar a la conclusión de que llorar hace que nos relajemos y que exterioricemos una sensación interior. Evidentemente, esto depende del motivo por el que se llore, ya que hay infinidad de emociones por las que lloramos: miedo, alegría, ira, estrés, ansiedad, arrepentimiento, angustia, dolor, amor, confusión, confianza, admiración, tristeza, compasión, pena, odio, … Son muchos los sentimientos que nos hace llorar.

Cabe destacar la aportación de Kim Bard, un profesor de la Universidad de Porstsmouth (Reino Unido), quien dijo que había cuatro factores por los que las películas hacen llorar: tristeza, frecuencia con la lloran los protagonistas, mensaje positivo final y grado de felicidad de toda la película.

Comparte esta información