De acuerdo con un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Harvard, Estados Unidos, dormir siesta de corta duración durante el día podría mejorar la memoria.

Los investigadores hallaron que un corto período de sueño no-Rem de unos 45 minutos durante el día beneficiaba el funcionamiento de la memoria declarativa, es decir, aquellas que permite el almacenar datos, acontecimientos de la vida o información del entorno.
El estudio se llevo a cabo con 33 personas, 11 de sexo masculino y 22 de sexo femenino, con una edad promedio de 23 años. Los participantes fueron entrenados en 2 tareas de memoria declarativa que tenían que realizar, 16 de ellos tomaron una siesta durante la tarde, y 17 se mantenían despiertos. Luego de la siesta se realizó una prueba.

En el estudio, los resultados muestras que la siesta beneficio la realización de las pruebas de memoria declarativa en comparación con los períodos de vigilia. El director del estudio, Matthew A. Tucker, afirma que el sueño podría no procesar indiscriminadamente la información que se adquieren durante la vigilia, sino que sólo procesaría la información “bien aprendida”.

Comparte esta información