Los avances en cosmética cada vez son mayores y nos presentan infinidad de productos revolucionarios que nos ayudarán a tener una piel en mejores condiciones. Muchos de estos productos utilizan componentes naturales para su elaboración. Uno de estos ingredientes que está en la actualidad de moda es el ácido hialurónico, una sustancia que encontramos en el organismo y nos ayuda a tener una piel en mejores condiciones.

Seguramente que en más de una ocasión hemos oído hablar de este componente que incorporan muchos tratamientos cosméticos. Pero se trata de una sustancia que no solamente está en este tipo de productos, sino que es algo que forma parte de nuestro cuerpo, ya que se encuentra presente y es parte fundamental de los cartílagos, las articulaciones y la piel.
El ácido hialurónico está formado con cadenas de carbohidratos complejas que acaban derivando en aminoazúcares y ácidos urónicos. Esta mezcla lo que hace es que esta sustancia retenga gran cantidad de agua, siendo un perfecto lubricante, que es en lo que radica su gran utilidad en el organismo. Pero los efectos de la utilización del ácido hialurónico se hacen notar a medio y largo plazo, por eso debemos ser constantes en su utilización para así obtener los mejores resultados.

Debido a esta función que tiene el ácido hialurónico es muy utilizado en cosmética, ya que es un componente importante de la piel que perdemos con el paso del tiempo y nuestro organismo no genera de la misma manera. Por ello es importante reponerlo y la utilización de cosméticos que lo contengan es esencial. El uso cutáneo del ácido hialurónico nos ayudará a mantener la piel más elástica y joven, ya que es un potente hidratante y regenerador. Pero no solamente se usa en cosmética como muchos piensan, sino que tiene infinidad de utilidades.

Al ser un componente esencial en las articulaciones y cartílagos, es un elemento presente en las terapias para combatir dolencias en deportistas y personas que practican mucha actividad física. En estos casos lo que se hace es llevar a cabo una terapia en la que se realizan infiltraciones directas de ácido hialurónico para dotar así a las articulaciones de esa elasticidad y lubricación necesaria y que han perdido con el paso del tiempo. Pero no solamente se utiliza cuando las personas se han lesionado, sino que es un tratamiento muy usado en casos de artrosis de rodilla en la que se ha perdido parte del cartílago y es necesario suplantar esa lubricación para evitar que se dañen los huesos.

Por estos motivos el ácido hialurónico es un componente que debemos tener presente, ya que no solo se trata de un método cosmético más, sino que es algo que el cuerpo genera por sí solo, pero que podemos reponer gracias a la tecnología, y así mejorar nuestro estado.

Comparte esta información