La Sociedad Europea de Hipertensión (ESH por sus siglas en inglés) actualizó las directrices en el manejo de la hipertensión, bajo las cuales se reconoce los beneficios de aliskiren para el tratamiento de la Hipertensión arterial. Aliskiren, el primero en su clase de los inhibidores directos de la renina (DRI), trabaja en el punto de activación del sistema renina angiotensina aldosterona (RAAS), inhibiendo directamente la actividad de la renina, una enzima que desencadena un proceso que puede conducir a la hipertensión y el daño a órgano blanco.

Las Directrices Europeas de Control de la Hipertensión Arterial, evaluadas por un grupo de trabajo de la ESH, que el fármaco reduce efectivamente la presión arterial elevada en pacientes cuando se administra en monoterapia en una dosis única diaria, y también es eficaz cuando se utiliza en combinación con diuréticos tiazidicos, un antagonista del calcio o un antagonista de los receptores de angiotensina.

Además, las directrices reconocen que dicho medicamento ha aumentado considerablemente su base de datos en los dos últimos años, incluidos los datos sobre los efectos de la droga en dos indicadores de la severidad de la insuficiencia cardiaca y la enfermedad renal, a saber el peptido natriuretico tipo B (BNP) y la excreción urinaria de albúmina  medida como la relación albúmina/ creatinina (UACR).

Las directrices europeas reconocen la capacidad de aliskiren para reducir los niveles de BNP agregado a la  terapia estándar en pacientes con insuficiencia cardiaca estable y reconoce también los efectos sobre la reducción de UACR en pacientes con hipertensión, diabetes mellitus tipo 2 y nefropatía, con terapia estándar 2.

“Hay una necesidad no cubierta en el tratamiento de la hipertensión arterial y estamos muy contentos de las directrices actualizadas ESH que reconocen los beneficios de dicha molécula como una opción de tratamiento eficaz”, dijo Trevor Mundel, MD, Director Global de Desarrollo de Novartis Pharma AG.

“Un amplio programa científico en curso con los resultados cardio-renales –llamado ASPIRE HIGHER- que incluye más de 35.000 pacientes en 14 estudios, seguirá investigando los beneficios a largo plazo de aliskiren y el potencial de proteger contra el daño subclínico de órganos diana más allá de los tratamientos antihipertensivos existentes”.

Los resultados de cuatro de los 14 estudios en el programa ASPIRE HIGHER, AVOID, ALOFT, ALLAY y AGELESS, ya han sido reportados, y han demostrado que el tratamiento con dicho medicamento tiene un potencial de protección cardio-renal 4-7.

Comparte esta información