Los trastornos alimentarios ya no se limitan a manifestarse como bulimia o anorexia, sino que encontramos una variada lista de trastornos de la conducta alimentaria no específicos entre los cuales podemos distinguir numerosas versiones.

Entre ellos, encontramos la sadorexia, nombre que designa a un trastorno alimentario caracterizado por conjugar anorexia, bulimia u ortorexia con conductas masoquistas, ya que se intenta fomentar la pérdida de peso o el trastorno en sí, con el dolor y daño a uno mismo.

Se produce una autolesión unida a rasgos de trastornos alimentarios tradicionales.
La realidad es que las conductas que caracterizan a los trastornos alimentarios también generan daños en el cuerpo del afectado, aunque este daño es involuntario en este caso, pero en la sadorexia, la lesión es autoimpuesta para mantener la linea, para adelgazar o para comer sano.

Muchos consideran a la sadorexia la tendencia actual en trastornos alimentarios, pero existen variadas conductas alimentarias riesgosas o poco normales que no tienen nombre y sólo configuran un patron alimenticio alterado que no siempre llega a enfermarnos, aunque debemos considerarlos porque pueden representar en el principio de una patología severa.

Comparte esta información