Muchas son las personas que no acostumbran beber agua o lo hacen en cantidades insuficientes. Esto puede deberse a falta de hábito, asi como también, a que no les agrada consumir agua como tal.

Por eso, te ayudamos con algunos trucos para beber más agua y así, conseguir una buena hidratación que colabora con el correcto funcionamiento del organismo.

Para lograr una buena hidratación, bebiendo agua, ten en cuenta los siguientes consejos:
•Una de cal y otra de arena: para reducir la ingesta de infusiones, refrescos o jugos que muchas veces tienen efecto diurético, podemos empezar por beber un vaso de nuestro líquido preferido y seguir por un vaso de agua, esto puede ayudar a incorporar progresivamente el agua en nuestra dieta.
•Saborizar: dar un poco de sabor al agua potable con unas gotas de jugo de limón recién exprimido, o con unas gotas de vino o jugo de naranja, también es buena opción para favorecer el consumo de agua.
•Recordatorio práctico: si no bebes agua porque no tienes el hábito de hacerlo, un recordatorio práctico es cargar una botellita que nos acompañe constantemente, de manera de destaparla ni bien la vemos y beber de ella. Lo mismo podemos hacer con un vaso en casa, siempre debe estar lleno y nosotros somos los encargados de vaciarlo y regarlarlo durante el día.
•Organiza su ingesta: puede ser una buena ayuda para adquirir el hábito de beber agua, organizar su ingesta. Es decir, podemos plantearnos tomar agua al levantarnos, después de comer, al llegar del trabajo y antes de ir a dormir. De esta manera, la ingesta de agua será una costumbre en los momentos pre- establecidos.
Éstas son buenas maneras de incrementar el consumo de agua para alcanzar la recomendación diaria de entre 2 y 3 litros, para conservar saludable el organismo.

Comparte esta información