Como un diente de león en el viento, los payasos viajan en búsqueda de un contacto con la tierra, con lo humano, con la esencia más pura de las personas. Para un payaso de hospital, jugar es una apuesta por la vida y un pretexto para hacer feliz a cualquiera; en un globo de colores se recoge dentro todo el aire que se necesita para respirar, las historias de fantasías dejan volar la imaginación y los sueños de los niños, y los suyos propios.

Entonces llegan las sonrisas, los abrazos y la satisfacción, que son el producto del encuentro entre dos seres que se necesitan recíprocamente para ayudarse. Doctor Yaso tiene una gran convicción de sus capacidades alternativas de sanación del cuerpo y sobre todo el alma. Cada sábado en la mañana, al llegar al hospital, ocurre una metamorfosis mágica que transforma una persona en un ser espléndido y poderoso cuya intención fundamental es regalar su presencia y ceder el espacio para la felicidad que tiene dentro de su corazón, para que en él habiten los nombres y las miradas de los niños y adultos que se le agradecen compartir su tiempo con ellos.

 Desde el 10 de abril del 2008 hasta la fecha, Doctor Yaso San Cristóbal ha trabajado con mas de 15.000 niños, adultos, familiares y personal hospitalario en sus visitas al Hospital Central de San Cristóbal Dr. José María Vargas, Hospital del Seguro Social Dr. Patrocinio Peñuela Ruiz y más recientemente al Hospital Oncológico del Táchira y Geriátrico Padre Lizardo de Pirineos, así como también en las comunidades de La Ermita, El Nula, Barrio El Río, Capacho, y las instituciones: Escuela de Niños Especiales de San Josecito, Centro Penitenciario de Occidente, Fundación del Niño y Asociación Andina de Ayuda al Niño con Cáncer, Mercado La Ermita, Mercado Los Pequeños Comerciantes, Terminal de Pasajeros de San Cristóbal, Escuela Concentrada sin Número de Catarnica en Palo Grande, Unidad Educación Especial Bolivariana “Tulio Viera Portillo” y el Colegio “Miguel de Cervantes”.

Doctor Yaso cumple dos años cargados de alegría, sonrisas, vida, sueños y salud. Nuestra familia de voluntarios ahora es más grande, también los lazos de amistad y hermandad humana que hemos tejido con todos aquellos niños y personas con quienes compartimos. La Universidad Católica del Táchira, con la gestión de este programa, contribuye al bienestar social de las comunidades de San Cristóbal, y ha ofrecido a estudiantes de la UNET , ULA, IUT, IUFRONT, IUCG, Monseñor de Talavera, Caribbean International University, y profesionales; una opción de crecimiento y servicio social. Es por ello que en este segundo aniversario, deseamos agradecer a la Universidad Católica por el apoyo y la confianza que permiten brindar este servicio; a la colectividad en general, a las instituciones, niños, niñas, familiares, por compartir con nosotros; y a la Coordinación Nacional de Doctor Yaso quien posibilitó juntamente con la UCAT desarrollar esta experiencia.

Lcdo. Pedro Luis Duque.

 Coordinador Regional de Doctor Yaso San Cristóbal

Comparte esta información