7 Consejos para aliviar dolores de espalda

0
49
espalda

Existe una amplia variedad de remedios naturales para aliviar la espalda, que pueden ayudar a reducir la ingesta de medicamentos o proporcionar un beneficio adicional a su tratamiento médico actual.

Eche un vistazo a estas estrategias naturales para aliviar el dolor y descubra qué funciona mejor para usted:

1. Disfruta de una bebida antiinflamatoria todos los días

Cuando consume alimentos antiinflamatorios regularmente, varios agentes antioxidantes, antiinflamatorios e incluso anticancerígenos pueden acumularse en su sangre. Durante un período de tiempo, estos potentes agentes pueden desempeñar un papel importante en la reducción y/o eliminación de reacciones inflamatorias en el cuerpo.

El consumo regular de estas bebidas saludables puede ayudar a reducir el dolor de espalda.

Leche de cúrcuma

La cúrcuma, una especia asiática, contiene propiedades antioxidantes, antiartríticas y antiinflamatorias.

Un método sencillo para consumir cúrcuma es mezclar una pequeña cantidad (1/2 cucharadita) de cúrcuma en polvo en un vaso de leche tibia. Puedes agregar miel o stevia a la leche si prefieres un sabor dulce. Consuma esta bebida, preferiblemente justo antes de acostarse para permitir que el proceso antiinflamatorio funcione mientras duerme.

El consumo de productos lácteos puede aumentar la inflamación en algunas personas. En tales casos, puede ser útil probar la leche de origen vegetal, como la leche de almendras.

Zumo de cereza ácida

Las cerezas son ricas en antioxidantes y agentes antiinflamatorios. El jugo de cereza puede ayudar a aliviar el dolor muscular, que puede ser crónico o inducido por el ejercicio. El jugo de cereza está fácilmente disponible para comprar en las tiendas de comestibles y comúnmente contiene el extracto de cereza ácida. Intente beber un vaso de jugo de cereza todos los días y vea si tiene efectos positivos para aliviar su dolor de espalda.

Té verde de jengibre

También puede probar las bebidas de infusión de hierbas, como el té verde de jengibre, que contiene los beneficios analgésicos del té verde 5 y el jengibre. Las bolsitas de té verde jengibre se pueden comprar en las tiendas de comestibles y puede disfrutar fácilmente de una taza en el trabajo o en casa.

Durante un período de tiempo, estos agentes antiinflamatorios pueden acumularse en el torrente sanguíneo, por lo que incluir estas bebidas en su dieta diaria ayudará a reducir la inflamación general y a prevenir nuevos dolores inflamatorios.

2. Conciliar el sueño más rápido y dormir más tiempo

Cuando tenga una noche de sueño reparador, su espalda se sentirá menos adolorida durante el día. 7 Una noche de sueño reparador puede tener beneficios curativos y hacer que se sienta renovado, rejuvenecido y menos estresado.

Pruebe estas ayudas naturales para dormir, una a la vez, para ver cuál funciona mejor para usted:

Vitaminas C y B6. Los esteroides naturales en su cuerpo controlan su metabolismo y promueven un buen sueño. 8, 9 Se sabe que los suplementos de vitaminas C 10 y B6 11 ayudan al cuerpo a producir y regular las hormonas esteroides naturales.

Melatonina. Tu hormona natural del sueño, la melatonina, se puede tomar como suplemento para mejorar tu ciclo de sueño.

L-teanina. Un aminoácido que se encuentra en las hojas de té, la L-teanina puede ayudar a algunas personas a sentirse relajadas y a dormir mejor.

Valeriana. Los suplementos elaborados a partir de la raíz de la planta de valeriana pueden ayudarlo a dormir más rápido y permanecer dormido por más tiempo.

Otra opción es el jugo de cereza o los extractos de cereza: las cerezas contienen ciertas enzimas que ayudan a promover un mejor sueño.

3. Evita posturas estáticas prolongadas para el dolor de espalda

Es importante prestar atención a las articulaciones y los músculos de la columna y la cadera. Prevenga la fatiga y las tensiones en estas articulaciones siguiendo sencillos consejos, como:

Evite sentarse demasiado o considere usar un escritorio de pie mientras trabaja. Cuando te sientas durante mucho tiempo, aumenta la presión sobre los discos de la columna. Trate de levantarse cada hora y caminar una distancia corta para quitarse la carga de los discos.

Controle su postura y ajuste la alineación del cuello, los hombros y la espalda para evitar tensiones en la columna. Una mala postura sin apoyo puede provocar varios problemas en la espalda, causando o aumentando el dolor.

Rote las actividades para evitar que el mismo conjunto de músculos y articulaciones se fatigan demasiado. Por ejemplo, si ha estado de pie y trabajando durante algún tiempo, considere cambiar a una actividad diferente en la que pueda sentarse. Puede volver a ponerse de pie una vez que los músculos y las articulaciones hayan tenido la oportunidad de relajarse.

Cuando tenga un brote de síntomas, considere actividades menos extenuantes, como leer un libro, escuchar música o hacer manualidades. Estas actividades pueden ayudar a distraer su mente del dolor y permitir que su espalda descanse al mismo tiempo.

4. Estira suavemente tus articulaciones y tejidos blandos a través del yoga

El yoga es una forma efectiva de estirar la espalda, mejorar la salud de los músculos y las articulaciones, mejorar la distribución de nutrientes curativos a través de la circulación sanguínea y aumentar la flexibilidad de la columna.

Al empezar, realiza los estiramientos lentamente y avanza solo si te sientes cómodo sin dolor. Gradualmente, podrá agregar más estiramientos a su rutina. Un momento ideal para practicar yoga es temprano en la mañana, para ayudar a relajar la columna vertebral y también reducir la rigidez y los dolores en la espalda.

5. Prueba la meditación consciente para el dolor de espalda

La meditación es una excelente manera de mejorar la concentración, liberar hormonas para sentirse bien (endorfinas) y disminuir la ansiedad y el estrés. A través de la meditación consciente, puedes controlar la forma en que tu cuerpo percibe el dolor.

Encuentre una habitación tranquila y oscura y medite durante 5 a 10 minutos por la mañana. También puedes intentar meditar antes de acostarte o mientras te tomas un descanso en el trabajo. Si no le gusta meditar, intente ejercicios de respiración simples: tome 10 respiraciones profundas y lentas seguidas.

6. Apoya tu cuerpo en una piscina caliente

La flotabilidad del agua te permite disfrutar de los beneficios del ejercicio con menos dolor. Hacer ejercicio en el agua también ayuda a regular el funcionamiento de los nervios y los músculos, aliviando el dolor.

Si prefiere piscinas más cálidas, busque clases de ejercicios acuáticos y piscinas de hidroterapia. Los ejercicios de terapia de agua a menudo se realizan en agua que tiene entre 83 y 88 grados. Las temperaturas de la piscina de hidroterapia a menudo superan los 90 grados.

7. Ten a mano un parche térmico autoactivable

Los parches térmicos que se activan cuando entran en contacto con el cuerpo son una excelente herramienta para llevar durante viajes largos o guardarlos en el escritorio de la oficina o en el cajón de la mesita de noche. Estos parches térmicos se activan rápidamente, se pueden usar dentro de la ropa y brindan un suministro continuo de calor para aliviar el dolor de espalda. Siga las instrucciones del paquete y evite usar el parche durante períodos prolongados para evitar daños en la piel. Algunos parches de calor también se infunden con medicamentos para un alivio del dolor más efectivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.