Pescado: propiedades y beneficios

0
35
pescado

El pescado tiene su hueco en cualquier dieta saludable: es rico en nutrientes esenciales para tu organismo. Por lo tanto, se recomienda comerlo (graso) al menos una vez a la semana. Este artículo lo ayudará a tomar la mejor decisión para su salud y sus papilas gustativas.

Nutrientes saludables del pescado

El pescado tiene muchos beneficios para la salud.

La mayoría de los pescados y mariscos son ricos en vitaminas B12 y B6.

También contienen minerales como yodo, fósforo y selenio.

La langosta, por ejemplo, es particularmente rica en vitamina B1, mientras que los pescados azules son principalmente fuentes de vitaminas D, B2 y A.

Además, el pescado contiene proteínas y “colesterol bueno”, sustancias todas ellas esenciales para nuestro organismo.

Con su alto contenido en oligoelementos como flúor, selenio y yodo, el bacalao es, por ejemplo, muy bueno para el metabolismo y el sistema inmunitario.

Pero, ¿por dónde empezar?

Para no abrumarte con información, nos centraremos en particular en tres valiosos nutrientes que te ayudarán a tomar la mejor decisión para tu salud:

Ácido graso omega-3

Este alimento es más rico en ácidos grasos insaturados que la carne. Es el colesterol «bueno» que nuestro cuerpo necesita para funcionar correctamente. El contenido de omega-3 depende de la variedad de pescado.

Los pescados grasos, como el salmón, la caballa y el arenque, son ricos en omega-3 y ayudan a protegerlo contra las enfermedades cardiovasculares. Este alimento se considera «graso» si su contenido supera el 5%. Puedes comprobarlo en la etiqueta.

Vitamina D

Además de los ácidos grasos omega-3, los pescados grasos contienen en particular vitamina D. Este nutriente es esencial para tener huesos y dientes fuertes. También mejora tu resistencia y favorece el funcionamiento de tus músculos.

Proteínas

La proteína es esencial para mantener el tejido muscular. Ayudan a bajar la presión arterial y mantienen flexibles los vasos sanguíneos. Dependiendo de la variedad, este alimento contiene alrededor de un 20% de proteína.

¡Cuidado con los pescados grasos!

Después del procesamiento, algunas variedades de este alimento contienen un contenido de sal relativamente alto. Piense en salmón ahumado o arenque en escabeche.

Se aconseja no comer pescado salado todas las semanas.

El pescado empanizado tampoco es la mejor opción: su capa crujiente es ciertamente deliciosa, pero también tiende a absorber la grasa de la cocina.

¿Con qué frecuencia comer pescado?

El aviso de salud pública recomienda que los adultos consuman 200 miligramos de ácidos grasos omega-3 EPA y DHA por semana.

A modo ilustrativo: 100 gramos de pescado azul contienen más de siete veces la ingesta diaria recomendada de EPA y DHA. Por lo tanto, comerlo al menos una vez a la semana es suficiente.

Sin embargo, las personas que tienen un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular o que ya han sufrido un ataque al corazón o un derrame cerebral deben comer más.

Comer este alimento al menos una vez a la semana, en lugar de al menos una vez al mes, reduce el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular en alrededor de un 15 %.

¿Y cuando no te gusta el pescado?

El carbonero de Alaska es una buena alternativa para los que no son amantes de los grandes peces. Su carne blanca a ligeramente rosada es particularmente tierna. Los peces magros son, por lo tanto, opciones de «alimentos saludables» muy accesibles. El carbonero de Alaska es rico en proteínas, vitaminas, minerales, yodo y ácidos grasos omega-3.

Es difícil reemplazarlo con un alimento equivalente. Pero hay alternativas para aquellos que quieren beneficiarse de los efectos positivos para la salud del pescado sin llegar a consumirlo.

Así que el Centro de Alimentos aconseja cápsulas de aceite de pescado para obtener los ácidos grasos específicos de este alimento. Estos ácidos reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares y tienen un efecto favorable sobre la presión arterial.

Seguro y duradero

Eso sí, te aconsejamos que estés atento a la fecha de caducidad y al método de preparación de este alimento.

Este alimento fresco obviamente es delicioso, pero los productos congelados también son muy beneficiosos siempre que respetes las fechas de consumo.

Lea atentamente la información proporcionada en el envase, tanto para las directrices como para la etiqueta. De esta forma puedes estar seguro de que el pescado procede de una pesca sostenible.

Los especialistas también reconocen la importancia de tales etiquetas: la pesca puede ser la fuente de muchos problemas ambientales. Piense en la sobrepesca, la degradación de los ecosistemas y los fondos marinos y el consumo de energía. La etiqueta en el empaque lo ayudará a tomar decisiones sostenibles.

En el ABC de estas especies, aún encontrarás mucha información sobre las diferentes variedades de pescado, cómo prepararlo y sus principales nutrientes beneficiosos para la salud.

¿Quieres conocer mas beneficios y propiedades de alimentos? revisa este articulo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.