Tener niveles bajo de testoterona se relaciona en un COVID mas fuerte en hombres

0
19
COVID

Los hombres con unos niveles bajos de testosterona podrían tener más probabilidades de tener una enfermedad más grave cuando se infectan con la COVID-19, según un nuevo estudio.

Tratar a los hombres que tienen niveles bajos de testosterona con terapia hormonal puede reducir el riesgo de una enfermedad grave por COVID, dijeron los investigadores, pero conlleva otros riesgos que los médicos y los pacientes deberán sopesar.

Un estudio minucioso sobre el COVID dijo estos resultados

Los investigadores analizaron los casos de más de 700 hombres que dieron positivo en la prueba de COVID, la mayoría antes de que las vacunas estuvieran disponibles.

Los hombres con niveles bajos de testosterona (T baja) que contrajeron el virus tenían 2,4 veces más probabilidades de necesitar hospitalización que los hombres con niveles hormonales normales. Pero los hombres que habían sido tratados con éxito por baja testosterona antes de contraer COVID no tenían más probabilidades de ser hospitalizados.

«La testosterona baja es muy común; hasta un tercio de los hombres mayores de 30 años la tienen», dijo el coautor del estudio, el Dr. Abhinav Diwan, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis.

«Nuestro estudio llama la atención sobre este importante factor de riesgo y la necesidad de abordarlo como una estrategia para reducir las hospitalizaciones [por la COVID]», dijo Diwan en un comunicado de prensa de la escuela.

Los investigadores habían encontrado previamente que los hombres hospitalizados con COVID tenían niveles anormalmente bajos de la hormona masculina. Pero no sabían si la testosterona baja es un factor de riesgo de COVID grave o un resultado de este.

Para eso, necesitaban averiguar si los hombres con niveles crónicamente bajos de testosterona (antes de la enfermedad o después de recuperarse) se enfermaban más que los hombres con niveles normales.

De dos sistemas hospitalarios en el área de St. Louis, los investigadores encontraron 723 hombres con COVID cuyos niveles de testosterona estaban registrados. Identificaron a 427 hombres con niveles normales de testosterona; 116 con niveles bajos; y 180 que estaban siendo tratados con éxito por niveles bajos.

Tenían casos confirmados de COVID en 2020 o 2021 y baja T antes o después de su infección.

«La testosterona baja resultó ser un factor de riesgo de hospitalización por COVID, y el tratamiento de la testosterona baja ayudó a anular ese riesgo», dijo el coautor, el Dr. Sandeep Dhindsa, endocrinólogo de la Universidad de Saint Louis.

Dhindsa anotó que el riesgo «realmente despega» cuando los niveles de testosterona en la sangre están por debajo de los 200 nanogramos por decilitro. El rango normal es de 300 a 1,000.

«Esto es independiente de todos los demás factores de riesgo que observamos: edad, obesidad u otras afecciones de salud», dijo Dhindsa en el comunicado. «Pero aquellas personas que estaban en terapia, su riesgo era normal».

El estudio sugiere, pero no prueba, que la testosterona baja es un factor de riesgo independiente para la hospitalización por COVID, similar a la diabetes, la enfermedad cardíaca y la enfermedad pulmonar crónica. Se necesitaría un ensayo clínico para probar este vínculo entre la baja T y el COVID-19 grave.

Los niveles bajos de testosterona pueden causar disfunción sexual, estado de ánimo deprimido, irritabilidad, dificultad de concentración y memoria, fatiga, pérdida de fuerza muscular y reducción de la sensación de bienestar.

Algunos médicos tratan la afección solo si la calidad de vida del hombre disminuye, ya que la terapia con testosterona puede aumentar el riesgo de cáncer de próstata y enfermedades cardíacas.

«Mientras tanto, nuestro estudio sugeriría que sería prudente observar los niveles de testosterona, especialmente en las personas que tienen síntomas de niveles bajos de testosterona, y luego individualizar la atención», dijo Diwan, cardiólogo. «Si tienen un riesgo realmente alto de eventos cardiovasculares, entonces el médico podría involucrar al paciente en una discusión sobre los pros y los contras de la terapia de reemplazo hormonal, y quizás reducir el riesgo de hospitalización por COVID podría estar en la lista de posibles beneficios».

Los hallazgos se publicaron el 2 de septiembre en JAMA Network Open.

Podria interesarle: Viruela del mono puede dar problemas cardicos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.